domingo, 15 de septiembre de 2013

Paseante dominical (La noche interminable)

Es de día, el patio de la casa reparte las voces de los vecinos, suenan cacerolas y cubiertos, huele a todas las comidas del mundo. Veo la luz, oigo sus conversaciones babelianas, huelo a sus paellas de domingo y me siento morir. El fantasma de la noche del sábado me persigue. No dejo de rememorar los brindis y las copas siempre llenas. La cabeza es una traca de fuegos de artificio que no cesa. Y estallan uno, dos, tres... Miro un reloj que avanza, pero soy incapaz de avanzar con él. Secuestrada dentro de mi propio cuerpo. De una noche interminable...

1 comentario:

Muñekita Cat dijo...

Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

me respondes a emitacat@gmail.com

besoss!!
Emilia