domingo, 8 de diciembre de 2013

Paseante dominical (Extraños en Navidad)

El termómetro no sube de 0º a mediodía.
La plaza está entre nieblas. 
El sol ha presentado sus excusas para no venir hoy
Una manada de camellos cargados de niños recorre en círculos el perímetro.
Castañas y churros son los mejores amigos de nuestras manos

Osos blancos crecen en los tejados y pequeños dragones giran en tiovivos


Un árbol gigantesco recibe deseos con buena letra
Y ninguna carta llega a un buzón para gigantes, ¡no es justo!
Pero entre toda esta ciudadanía navideña, aparece un elemento extraño... 
     que quiere comerse todas nuestras ilusiones... 

¡Tened mucho cuidado ahí afuera!

No hay comentarios: