domingo, 1 de febrero de 2015

Paseante dominical (Viaje a Nápoles)

Caos de tráfico, calles empinadas, curvas imposibles, miradas que pueden intimidar y sonrisas que unen los dos lados de la cara. Dulces, pizza, ópera y fútbol,... así es Nápoles: Bella, salvaje, pasional, misteriosa e infinita.










No hay comentarios: