miércoles, 1 de julio de 2015

Comelibros (Farenheit 451)

Farenheit 451
de Ray Bradbury
1953

















En el mundo de Bradbury los bomberos quemaban libros porque se consideraban instrumentos peligrosos que hacían pensar a la gente. Hoy en día, no hace falta calcinarlos, simplemente mueren y morimos cuando dejamos de leerlos.

1 comentario:

Quino dijo...

Un librazo, de esos que hay que leer de vez en cuando. Salvando las distancias, parte de la distopía que imaginó Bradbury sí que se ha cumplido. La gente cada vez lee menos, salvo que el texto vaya en el pie de una foto; al culto le llaman pedante; al disidente, peligroso.
Saludos.