sábado, 22 de agosto de 2015

Chaqueta gris

Ayer perdí una chaqueta gris, o se dio a la fuga.
Caminábamos juntas a menudo, también le gustaba acompañarme en los paseos en bici.
La llevé de viaje a lugares increíbles, y también vivió días rutinarios en los que nunca pasó nada interesante.

Ayer la chaqueta gris de botones marrones se desató de mi cintura, queriendo o sin querer.
Volví a buscarla, anduve al revés mi camino, pero ya no estaba.
Pienso que ahora está con alguien que le enseñará paisajes nuevos,...

Fue una buena chaqueta, aunque fuera gris.




No hay comentarios: