domingo, 1 de noviembre de 2015

Paseante dominical (Córdoba)

Cómo me gusta la ciudad, la gente, la comida, las flores, la Mezquita, el clima, los bares, las calles,... Soy nacida y amante de Aragón pero cordobesa de afición. Hay lugares del mundo que dejan marca y Córdoba llega para quedarse en un hueco entre el corazón y la garganta. Córdoba nos hace sentir vivos; a Córdoba la tendría que recetar en la Seguridad Social. 

No hay comentarios: