martes, 15 de diciembre de 2015

Comelibros (Frankestein, el verdadero)

Frankenstein (o el moderno Prometeo)
por Mary Shelley



¿Y por qué no? Leerlos en su idioma original es una buena excusa para recuperar los clásicos y descubrir que detrás del icono pop o la imagen distorsionada hay muchísimo más. Del simpático personaje de la 'La familia Monster' o del Kiko Veneno de 'La Bola de Cristal' no hay ni rastro en el personaje de Mary Shelley.





El monstruo protagonista de Shelley solo es un criatura que no encuentra ni un ápice de ternura ni consuelo en el mundo de los humanos y cuya única petición, finalmente incumplida, es una compañera con la que pasar la vida. El monstruo solo consiguió despertar horror y miedo en los demás, y una vez resignado a ese destino, la venganza hacia su creador fue la única razón de su existencia. Una venganza que no saciaría su profundo sufrimiento y soledad.



No hay comentarios: