domingo, 5 de junio de 2016

Paseante dominical (20 años no es nada)


Antes de pedir mi deseo he de reflexionar concienzudamente, porque, ¿y si se cumple? Es cierto que hay deseos que tardan mucho en hacerse realidad. Por ejemplo, para poder decir con la boca bien grande que soy periodista, he tenido que esperar exactamente 20 años. 


No se crean que en esas dos décadas no he ejercido el periodismo, solo que lo he hecho tan discretamente, que pocos se dieron cuenta.

Ahora, volveré a sumergirme en mi periodismo de interior quizá otros 20 años más. 
Es lo que tiene la exposición pública, que gustas y también molestas. Ese es el juego. No seré yo quién se queje ni antes ni ahora, pero por eso, este domingo, antes de pedir mi deseo entiendan que me tome mi tiempo... porque... ¡cómo se me vuelva a cumplir..! 

20 años después de acabar la carrera recuerdo los sinsabores y también las alegrías de esta 'loca' profesión. Todos forman parte de una trayectoria y de una vida, la mía, y prometo seguir 20, 30 o 50 años más haciendo lo que sé y lo que me gusta...Y al que no le guste que se aparte... ¡me dispongo a soplar!

No hay comentarios: