sábado, 31 de marzo de 2018

#Comelibros: 4321

4321
por Paul Auster
957 páginas
Seix Barral, 2017



Auster ha tardado siete años en escribir estas casi 1.000 páginas que te sumergen en la intrahistoria de una familia norteamericana. Una historia que comienza con la entrada de un inmigrante bielorruso apellidado Reznikoff y que por azares del destino inicia su nueva vida en los Estados Unidos como Ferguson. A través de la novela de Auster seguiremos los pasos de sus descendientes hasta llegar a Archie, y he aquí dónde comienza el juego de 4321, un juego que no voy a desvelar y que irás intuyendo capítulo a capítulo. Por el camino te encontrarás con la llegada del hombre a la Luna, el magnicidio de Kennedy, la lucha por los derechos civiles de los negros en Norteamérica y la guerra de Vietnam, además de muchas referencias bibliófilas, pasión por el beisbol, primeros amores... ¡Todo un viaje en cuatro etapas! ¡Al llegar a la página 957 la comentamos...!

#06
#Lecturas2018

viernes, 23 de marzo de 2018

Mi oasis musical #NiñosMutantes

Tres canciones de Niños Mutantes extraídas de un directo en su tierra, Granada.

Déjate llevar por ellos, sin duda, todo un oasis en este convulso tiempo que vivimos...



Niños Mutantes. FGL, La balada del hombre libre, No continuar

jueves, 1 de marzo de 2018

#Comelibros: El Puente

El Puente
por Gay Talese
Alfaguara, 2018
208 páginas




















Hombres en apariencia como los demás que son capaces de construir puentes y rascacielos y recorren medio mundo para seguir ejerciendo como 'trabajadores del hierro' o 'boomers'. Este libro de Talese, recientemente reeditado, recoge el histórico momento de la construcción del puente Verrazano-Narrows, entre Staten Island y Brooklyn a mediados del s.XX. El periodista nos presenta a sus trabajadores, y sus gestas encaramados a cientos de metros de altura para crear esta y otras megaestructuras. Cómo él lo presenta: ¡toda una epopeya humana!

#05
#Lecturas2018

martes, 20 de febrero de 2018

#Comelibros: Cuídate de mí

Cuídate por mí
por María Frisa
Plaza & Janés, 2018
480 páginas





















Pienso en novela negra e imagino a gángsteres con sombrero de ala ancha y pistolas humeantes, pero María Frisa ha conseguido darle la vuelta al género: Mujeres policía, violencia de género, problemas para conciliar vida laboral y profesional, todo ambientado en Zaragoza y sus aledaños. Una novela que sorprende por la trama, por su estilo sencillo y directo, por la identificación de personajes y paisajes, por su realismo. Y un final que tampoco esperas. ¡Grande, Frisa! ¡Queremos más!

#04
#Lecturas2018

viernes, 16 de febrero de 2018

B(e)SO del día: Querida Florence...

Siempre es un placer volver a escucharte. Eres un chute de energía, un día de sol después de un invierno helador... ¡Bien de Florence para empezar el fin de semana!


                                           Florence + The Machine. Dog days are over

jueves, 1 de febrero de 2018

#Comelibros: Yugoslavia, mi tierra

Yugoslavia, mi tierra
por Goran Vojnovic
Libros del Asteroide, 2017
384 páginas




















Mientras aquí celebrábamos Olimpiadas y Exposición Universal, a poco más de una hora en avión se libraba una cruel guerra civil entre hermanos. Los Balcanes sangraban por los cuatro costados, dejando a su paso dolor, odio, tristeza y también silencio. De aquella matanza, de tanto sufrimiento, seguimos desgranando historias, una de ellas podría ser la de esta primera novela de Vojnovic. Su protagonista, Vladan, al que dijeron que su padre murió en la guerra, descubre años después que no solo sigue vivo, también es uno de los carniceros de esa horrible contienda de la que ya nadie quiere hablar. Será el Vladan adulto de 27 años quién emprenda un viaje por los países balcánicos hacia el origen de su vida destrozada. ¿Le acompañáis?

#03
#Lecturas2018

domingo, 14 de enero de 2018

#Comelibros: Higiene del asesino

Higiene del asesino
por Amélie Nothomb
Circe, 1996
184 páginas




















Tras Estupor y temblores tuve curiosidad por leer su primera novela y, efectivamente, la Nothomb ya despuntaba genialidad desde su ópera prima. Diálogos rápidos e inteligentes, finales asombrosos, reflexiones llevadas al extremo... En Higiene del asesino nos adentramos en la vida de un Nobel de Literatura al que le quedan dos meses de vida y decide conceder sus primeras y últimas entrevistas. De los periodistas que tendrán este privilegio algunos no saldrán muy bien parados, pero uno de ellos dará al literato a beber de su propia medicina.

#02
#Lecturas2018

martes, 2 de enero de 2018

#Comelibros: Estupor y temblores

Estupor y temblores
por Amélie Nothomb
Anagrama, 2000
144 páginas




















Aquí va mi primera lectura del año. Fue un arrebato de domingo que me dejó muy buen sabor de boca. Es mi primera novela (y no será la última) de esta autora belga. En esta ocasión lo que llamó mi atención del libro era la experiencia autobiográfica de la Nothomb como trabajadora en una empresa japonesa, el choque cultural entre la mentalidad occidental y la nipona y la dificultad de integrarse en el mundo laboral. Se lee muy rápido y deja ganas de más. Habrá que seguirle los pasos.

#01
#Lecturas2018

domingo, 31 de diciembre de 2017

Paseante dominical #Cuentocontigo: Periodista de guardia

 Esta nueva historia hacía meses que dormía en un cajón. Qué mejor manera de dar la bienvenida a un nuevo año que proponerme continuarla, ésta y muchas otras. ¡Espero que os guste!

PERIODISTA DE GUARDIA
Es 24 de diciembre, casi medianoche y estoy completamente sola en la redacción, por cuarto año consecutivo. Solteros o casados sin hijos siempre hemos sido los candidatos ideales para trabajar en Navidad pero esta vez todos querían ponerse en mi lugar. ¡Cómo si los increíbles acontecimientos del año pasado fueran a repetirse! Hay momentos que sólo pasan una vez una vez en la vida.

Capítulo 1. HACE UN AÑO
En una noche como ésta no hay mucho trabajo. Lo habitual es hacer una ronda telefónica a Policía Local y Guardia Civil cada hora para interesarse por los percances domésticos navideños: cortes con el cuchillo jamonero, indigestiones y vecinos ruidosos. Una jornada laboral tranquila y no muy bien pagada que termina a las 6:30 de la mañana. ¿He dicho que suele ser una jornada tranquila? Hace exactamente doce meses, en la soledad de la emisora vacía, el sonido del teléfono me dio un susto de muerte. Era Salcedo, el cabo de la Guardia Civil. Quería avisarme de que la noche se había complicado: tres menores habían desaparecido, para más INRI un camión de cerdos había sido saboteado y los marranos corrían a sus anchas por las calles.
-¿Qué edades tienes los chicos? ¿Hay relación entre ellos?... El cabo me cortó antes de que pudiera seguir con el interrogatorio.
-Olga, son menores, no puedo facilitar aún más información, solo quería que estuvieras al tanto. Cuando sepa algo más te avisaré.
-Bueno, Salcedo, pues dígame algo más de los cerdos, ¿de cuántos estamos hablando? ¿Alguna incidencia de tráfico? ¿Podría tratarse de un robo frustrado? 

El cabo fue lacónico y se despidió con prisa, así que decidí investigar por mi cuenta. Había dos empresas de cerdos en la ciudad, no podía ser tan difícil contrastar con ellos el incidente. El teléfono volvió a sonar para mi alarma pocos segundos después. Esta vez no era la Guardia Civil, sino una madre aterrorizada que me pidió ayuda para encontrar a su hijo desaparecido.

-Si pudiera anunciarlo en la radio, seguro que alguien le ha visto, tiene solo 8 años, lleva el pijama y zapatillas, ha huido por la ventana, vivimos en un primero ¿sabe? He ido a arroparle para asegurarme de que dormía y había una almohada en su lugar, ¡pero si solo es un crío!, ¿Dónde ha visto esas cosas?

La mujer describió sus ropas y dijo desconocer si era una fuga en solitario o había más niños implicados. Seguía hablando con ella cuando otro teléfono de redacción comenzó a sonar. Le pedí que no colgara y corrí a atenderlo. Increíble. El dueño del camión de cerdos llamaba para pedir la colaboración ciudadana y recuperar sus marranos. Apunté su teléfono y volví con la madre. Había colgado. Faltaban menos de 10 minutos para el boletín de medianoche y de repente tenía más información de la que podía contrastar. ¡Y yo que creía que iba a ser una noche aburrida! Redacté lo que tenía y me encaminé al estudio para la emisión en directo. Otro teléfono volvió a sonar, ¡esto era demasiado! Ojalá fuera Salcedo y tuviera buenas noticia. Efectivamente era el cabo, pero las noticias eran poco tranquilizadoras En casa de uno de los niños había un mensaje reivindicando el secuestro. Una organización denominada LIBERAD INOCENTES se hacía responsable. La nota impresa tenía alguna falta de ortografía, como si hubiera sido escrita por una persona extranjera aseguraba Salcedo.
-¿El niño se llama Sergio? Me ha llamado su madre, quiere que lo anuncie en la radio. Está muy preocupada y…
-Olga, te ruego que no lo difundas. Podemos dar pistas a los posibles captores. No sabemos a qué o quiénes nos enfrentamos. Danos tiempo. Por cierto, además de los cerdos ha habido otro incidente. Han robado los bogavantes de una marisquería. Diez ejemplares que iban para las comidas de Navidad. No tenemos tiempo ahora de revisar las cámaras de seguridad. En cuanto resolvamos el tema de los críos, te cuento más. Buenas noches.

A dos minutos del boletín informativo y una servidora tenía la cabeza en blanco. Una madre pedía mi ayuda, pero la Guardia Civil me rogaba que no informara. Solo podía hablar de cerdos liberados y bogavantes desaparecidos. Al terminar la emisión haría una investigación de campo. Esos niños me necesitaban…






sábado, 30 de diciembre de 2017

#Comelibros: Pistas forestales

Pistas forestales
por Christian Peribáñez
Anorak ediciones, 2017
73 páginas




















Los poetas se muestran desnudos, indefensos y leerlos es a veces un ejercicio de pudor, y de mucho respeto. Hojeas sus cincuenta poemas, con la sensación de que entras en la mente y en el corazón de otra persona, a la que apenas conoces por fuera, y que ahora te ha regalado sus sentimientos en forma de libro. Seguiremos tu pista, Christian. 

#30de30
#Reto30

jueves, 28 de diciembre de 2017

#Comelibros: El bigote

El bigote
por Emmanuel Carrère
Anagrama, 2014
Primera publicación 1986
184 páginas




















Algo tan trivial como afeitarse el bigote desencadena un relato que te mantiene en vilo hasta la última página. La sombra de una enfermedad crece a lo largo de la novela, entre la lucidez y la locura, viajamos por la mente de su protagonista sin saber a qué atenernos. ¡Impresionante!

#29de30
#Reto30