domingo, 5 de agosto de 2007

Microrrelatos...El Apagón de Barcelona

FIESTA SORPRESA -No hagáis ruido ni os mováis. He puesto la alarma para que ella ni siquiera sospeche que la esperamos aquí agazapados. ¿Cómo iba a pasar sola su primer cumpleaños lejos de casa? Me costó encontrar los ingredientes pero la tarta ha quedado chevre... ¡Veréis que sorpresa! Lucía llegó a casa sin aliento después de subir los siete pisos. En el umbral, dos policías le pidieron la documentación. -Unos intrusos se colaron en su piso con el apagón. Están tomándoles declaración en comisaría. Por favor, revise si falta algo de valor.
PIDE UN DESEO
Todo estaba embalado pero Lucía se resistía a salir del local. Quería dejarle un mensaje al nuevo arrendatario. Esculpiría algo con el bloque de cera que había quedado sobre el mostrador. Cogió su punzón y, delicadamente, liberó a la mole de su encierro. El resultado, una tarta de cumpleaños rematada por una velita en el centro... Estaba a punto de salir pero se decidió a encenderla. "Solo para ver si prende" se dijo. Volvió sobre sus pasos, cerró los ojos y pidió un deseo... En un soplo, las luces de la ciudad se apagaron. El viento trajo a su primer cliente...
LA RECONCILIACIÓN
-No lo entiendo. Dijo que había cambiado, que no era el mismo hombre... -"No te muevas de casa, ponte tu mejor vestido y prepárate para una noche inolvidable", dijo. -¡Soy una tonta! ¡Siempre me camela con su palabrería y, aquí me tienes, rodeada de velas a punto de extinguirse, sola y sin aire acondicionado! Y, con toda la tristeza que le quedaba, bajó las escaleras sin mirar atrás... En el ascensor, el pollo asado y los langostinos empezaban a oler fatal pero, saber que ella había apagado el móvil, le rompió el corazón.

1 comentario:

ANGEL dijo...

Lo dicho.
No te digo yo?.
Pues eso.