martes, 30 de octubre de 2007

Las palabras perdidas

Con tus palabras iba tejiendo ilusiones que abrigaban mis noches de insomnio.
No dejé de guardar ni una y, todas, ensartadas, se convirtieron en un bello chal sobre mis hombros.
Una capa mágica de superheroína con la que volar y ver el mundo desde las alturas para contártelo luego.
Sola, pero contigo, dibujé espirales en el aire, me medí con el viento, me reí de las nubes...
Pero el rosario de vocablos cesó, no quedó ni el eco.
Mis alas de imaginación resultaron cera y el vuelo cayó en picado hacia el más oscuro de los lugares: tu olvido. De nuevo en la zozobra. Amnésica de ti. Añorando tus palabras perdidas.

1 comentario:

ANGEL dijo...

Nena, tu vales mucho.