sábado, 14 de junio de 2008

¡A tutiplen!

Tengo tanto que contar, que ver y volver a contaros que no me da ni tiempo de llegar a este teclado y poner por escrito todo lo que me llena la cabeza. He de confesar, mea culpa, que me he hecho de facebook y ando estos días como loca probando todas las posibilidades de esta nueva era de las teleincomunicaciones... Ayer estuve incluso nerviosa. Pero ya hemos inaugurado la Expo, a mi me pareció una preciosidad y las cosas salieron según lo previsto a pesar del cierzo, las lluvias que durante mes y medio nos han retrasado, las obras y atascos que hemos vivido durante tres años y medio, los controles policiales, y el mañoescepticismo crónico... A pesar de todo eso, ¡ya está aquí la Expo! que en septiembre ya veremos cómo se paga o qué se nos pega pero hasta entonces, chicos, chicas,... a disfrutar. Este año que, personalmente, es de mi Big Bang, o ese momento del que de la nada aparece el principio de todo, se jalona con esta Expo que no sé... ¿creeis que nos cambiará la vida a los aragoneses? eso le preguntaba ayer a mi amiga Bel mientras veíamos los fuegos artificiales desde uno de los 70 puentes de la city... ella, pragmática, decía que no. Yo me refería a si nos cambiaría interiormente, si habría un antes y después de esta Expo... A mí, la verdad, ya me ha cambiado. De hecho, he intentado estar lo más cerca posible de ella, micro en ristre o texto en mano. Lo dicho. Disfrutemos y sonríamos al visitante, como nos ha pedido el Alcalde y en otoño, ya veremos. ¡Feliz Expo Nueva! ¡Y próspero verano!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

creo intuir en ti una ilusión reprimida, esbozas una alegría contenida, e irradias felicidad cautiva.. ¿por que? vivamos, disfrutemos y gocemos esta oportunidad que nos da el momento, claro que habrá un antes y un después , pero además solamente por haberlo planteado,... tu le llamabas algo así como expoamor, pues amemos el momento sin mas. eñe que eñe

jocv dijo...

A mí no creo que me cambie mucho, ni interiormente, ni de ninguna otra manera, y no sé si eso es bueno o malo, porque los cambios no siempre son a mejor, pero disfrutarla, eso seguro, de hecho ya he empezado a hacerlo.
Ayer inauguré mis visitas a la expo ( estaba ansioso ) con una vuelta por todo el recinto, visitas rápidas al pabellón de Aragón y al pabellón Puente ( impresionante )y disfutar del Despertar de la Serpiente y los mariachis mexicanos en la entrada de su pabellón. Salí encantao.

Hache dijo...

dí que sí. pues no te pierdas el espectáculo "el hombre vertiente" flipante!

jocv dijo...

en mi próxima visita cae fijo....muchas gracias!!!!