viernes, 8 de agosto de 2008

08/08/08

El número 8 ha sido considerado por numerosas culturas y religiones como el número de la prosperidad y la fortuna y su forma arábiga, permite relacionarlo con lo eterno, ya que el ocho acostado, simboliza en matemáticas al infinito.
Entre los chinos cantoneses, la expresión “ocho” significa enriqueserce y su significado es tan importante, que lo utilizan en diferentes índoles: Así, la astrología china tiene 8 signos, su gobierno 8 ministros imperiales, su sistema de orientación se compone de 8 puntos cardinales y 8 son las montañas cósmicas que reverencian.
Los gnósticos lo consideran un símbolo de gran importancia, ya que el ocho está representado por dos “s” invertidas, una que sube y la otra que baja. Por lo que es usado para representar las leyes gnósticas de la evolución y la involución.
Para los indúes y los budistas el 8 también representa un guarismo, ya que existen ocho chakras, ocho símbolos de la larga vida e incluso Buda enseñaba un noble camino de ocho senderos para alcanzar el nirvana.
Quisás la cábala más notable es la expresada en la Biblia, En Levítico 14.23 se lee: “Al octavo día, los llevará al sacerdote a la entrada de la Tienda del Encuentro para su purificación delante de Yahveh”.
Tal es la superstición en relación a éste símbolo que en China, un auto o teléfono cuya patente o número, respectivamente, contengan varios números 8, sale considerablemente más caro.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Pués yo me arruinaba en China, maña! porque el ocho es, con diferencia, mi número favorito. ¡Pero que lista es mi chica y cuanto sabe de tó!
Un besazo gordo y ya te puedes poner a investigar sobre el 9.
La Serri

Hache dijo...

ja, ja,... besicos ¿cuántos? 8

y del 9 pues... qué investiguen otros ¿no?

jocv dijo...

Bueno pues el 8 nos ha empezado dando suerte. Samuel Sánchez ( dorsal 8 ), primer oro para España.
Buenos días.

Hache dijo...

que bien, gracias corresponsal olímpico, te agradeceré que me tengas al tanto de los metales

jocv dijo...

ja,ja,ja.... será un honor y un placer.