domingo, 28 de septiembre de 2008

Paseante Dominical (palomitas de maíz)

Lo cierto es que en el cine es dónde mejor saben. Y eso que en algunas salas no se esmeran demasiado, la verdad. Será que nos gusta comer cuando nos cuentan historias. Al menos, con los niños pequeños funciona. En el Reino Unido quieren prohibirlas por el olor y el ruido pero son muchas las protestas de los clientes... ¿Cine sin palomitas? ¡no, gracias! Además, son todo un negocio ¿sabéis?. Nosotros pagamos unos 3 euros por ellas en el cine cuando el precio real son 0,30 céntimos de Euro pero ... ¿acaso no nos toman el pelo a cada rato?... ¿no son muchas veces las palomitas mejores que la película? Este ha sido domingo de cine y gran ración de palomitas. Así que la semana va a empezar muerta de sed... ¿me esperará un oasis de agua dulce y palmeras o seguirán siendo espejismos?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Seguro que será un oasis de agua dulce y palmeras. Y al lado un buen libro y un granizado de limón.
Que tengas una semana de cine, Hache.

fdc

elsupersonico dijo...

El que quiera palomitas que se alquile un DVD y las coma en casa. ¡Si es que hay gente que parece que va al cine de camping!

Al cine se va a ver la película y dejar verla a los demás.

Saludos veloces