viernes, 19 de diciembre de 2008

Alerta

Un villano de indescriptible faz me ha dejado encerrada esta mañana en mi propia cama. Se ha disfrazado de sábana y era totalmente imposible desenroscarlo. Por más que me he resistido y forcejeado, el tipo aún se aferraba más a mi débil cuerpecillo, todavía en ayunas y mermado por la dura batalla contraída con el malo de las sábanas blancas... Ha habido un momento de desmayo incluido, provocado por la energía derrochada en liberarme. Perdida la consciencia he quedado a merced exclusiva del malvado esbirro de la falta de voluntad. Solo el sonido intermitente del despertador me recordaba que hoy era viernes, todavía día laborable y esa sensación me sumía después en un sopor mayor... ay, qué duro es madrugar. Cuando había perdido toda esperanza de posar los pies en el parqué, el superhéroe "responsabilidaddelosco..." ha venido a mi ayuda (supongo que alarmado por la insistencia del p... despertador) y se ha producido el milagro de la verticalidad en mí... Cuidado lectores y lectoras, el lunes os puede pasar a vosotros.
Publicar entrada

1 comentario:

jocv dijo...

hace días que me sucede algo parecido, y entre los villanos que intentan impedir que me levante está el malvado aire polar, que busca asustarme, golpeando con fuerza mi persiana.