sábado, 2 de mayo de 2009

Frente al espejo

No sé en vuestro caso, pero yo tengo la rara costumbre de pararme frente al espejo y quedarme lo más quieta posible. Miro fíjamente mis ojos y, como por arte de magia, al cabo de unos segundos (o minutos) dejo de reconocerme en mi reflejo.
Es algo similar a repetir una palabra, muy rápido, veinte o treinta veces,... no solo se vacía de significado, incluso corre el riesgo de perderlo para siempre, eso me pasó con el nombre de la persona a la que más quise en el mundo (después de mis padres, claro), lo repetí tantas veces, tantas noches, que ahora ya no le pertenece. Vamos, esa persona quizá no lo sabe, pero ha perdido su nombre, solo es un apellido ya, ni sale en la guía. Ahora, él es mi anónimo.
Pero volvamos a los espejos, imágenes que van y vienen, chocan y rebotan infinitamente,... solo cuando te plantas inmóvil frente a ellos, te muestran lo que realmente hay, y no solo lo que quisieras ver...
Mi juego de espejos es muy amplio, quizá hoy no deba contaros todos nuestros secretos. Son años de amistad y odio, a partes iguales. Quizá el más antiguo quepa hoy aquí. Desde pequeña me situo en el baño y mirando a la luna reflectante lanzo una pregunta seria y tajante, lo pregunto con verdadera vocación de obtener respuesta,... Digo bien alto, ¿Eres feliz?... y espero paralizada.
Nunca he oído nada, la boca del espejo nunca se ha abierto para decir que sí,... tampoco ha dicho que no.... Hoy, justo hoy, he vuelto a acercarme al baño, y he lanzado la pregunta, ¿Eres feliz?,... Y hoy, justo hoy, mis ojos y mi boca han dicho SÍ, SÍ, SÍ,... Quizá sea un "espejismo" pero es la primera vez que se produce...
P.D.: La causa es sumamente egocéntrica, estoy segura que tiene que haber sido el resultado de ver mis apellidos y mi nombre, en orden alfabético, en la estantería de mi "Tiffany's" favorito: la FNAC. En la letra H, de literatura española e hispanoamericana, tras García Márquez, o Grandes, estaba Hinojosa, y esa era yo... ¡Eso es para ser feliz, muy feliz, ¿no?! Y he estado a punto de sufrir un colapso cuando he visto el libro junto al de Sergio Algora, destacado en un apartado de autores aragoneses. Eso no tiene precio. Quizá ya nunca le pregunte más al espejo,...
Canción: Perfect. Depeche Mode.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha alegrado un montón lo que he leido. :-) Eres muy Grande, Eva Hinojosa. Y no sólo por escribir de maravilla.
Así que nada de preguntar más al espejo, y como decía el Gran Sergio Algora... Mira el péndulo,
y duerme, ahora feliz, feliz ...

Por cierto, la foto me encanta.

Un abrazo muy fuerte y champán para tod@s.

fdc

jocv dijo...

Me alegra lo que leo ( espejismo o no ).
Este es tu año, Hache.

Teresa Crespo dijo...

Hola Eva,ví ayer tu nombre en el Heraldo y creo que eres L Eva a la que dí clases de inglés en la laboral hace....muchos años.Soy Teresa,te acuerdas de mí?Me alegro de tus logros,escribeme,besitos

Hache dijo...

¡Teresa!, ¡Claro que soy yo!... ¿Cómo estás? ¿Sigues dando clase?... ¿No viniste también de viaje de estudios con mi clase a Amsterdam y París? ¡Sí! Un abrazo enorme!!!!

P.D. De mi nivel de inglés ya hablaremos, ja, ja