martes, 28 de julio de 2009

Con un par de cajones...

...así voy ahora por las aceras. Con el cajón Hache, este que conoces, y con el cajón Be, el oscuro. En el Be, llevo tiempo guardando retales de una historia, que no logró hilar. La historia con mayúsculas. Son tan pocas las frases que hay dentro que cuando camino, el cajón Be suena como si dentro galopasen caballos salvajes. Parece que el cajón va a salir de mis brazos para no volver,... En cambio, el cajón Hache está tan lleno que parece dormido. El calor aprieta y pasear con un cajón bajo cada brazo es a veces agotador. Tanto, que suelo llevar el Be por sombrero y agarrar bien fuerte al Hache, para no perder ni una de sus ideas caóticas, y tratar de no despertarle de su profundo y dulce sueño. Sin embargo, llego el momento de cambiar el orden. Ahora deber ser el BE quién reciba mi atención y a este Hache, lo tendremos un poco más al fresco, para que vea mundo y no esté tan consentido. Así es la vida con un par de cajones, algo parecido a viajar con equipaje pero sin ningún destino al que llegar.
Pero siempre que quieras que te cuente un cuento, aquí me encontrarás.

2 comentarios:

Jose dijo...

...suerteeeeeeeeeeeeeeeee

jocv dijo...

pero,de vez en cuando,dejarás escapar alguna idea o canción del cajón H , verdad ?.
Que pases buen finde.