lunes, 17 de agosto de 2009

Esperarte

Para olerte, abrazarte, mirarte, tocar tu boca y besar tus ojos, despacio,...
Me gusta esperarte porque traes aire fresco y caricias generosas, porque sabes a chocolate y a fresas y a cerveza helada.
Quiero esperarte porque eres un parque de atracciones solo para mí y no me canso de dar vueltas a tu vida.
Necesito esperarte porque ya no esperaba nada y tú has traído la alegría y la locura.
Porque estaba muerta y ahora no dejo de coger aire,...
Y saber que tú me esperas impaciente, me hace ronronear...
Si no existieras, habría que inventarte.

No hay comentarios: