lunes, 30 de noviembre de 2009

Cuidado, ¡llueve!

En días de lluvia hay unas cuántas recomendaciones que no deben pasar inadvertidas. Llevar paraguas o capucha impermeable son las primeras de la lista. En el caso de la capucha, no olvides que no cubre el bolso ni los zapatos y que tampoco lleva retrovisores. Por supuesto, las zapatillas de tela no son lo más "in" para días de charcos. Si hay uno bien grande en el centro de la acera y caminas de puntillitas por un extremo para no mojarte hasta la rodilla, ¿por qué los ávidos ciclistas Bizipales pasan por el medio y a toda velocidad? Para calarte. Si llego a pillar a ese cretino lo tiro al charco, ¡maleducado! Y si sigues viv@ todavía en esa misma acera, recuerda que aún es otoño, hay hojas de árboles por doquier y ¡¡¡resbalan!!! Sí, tanto como la pintura blanca de los pasos de peatones. Parece que en días lluviosos solo los fuertes sobreviven. Eso, si logras esquivar todos los radios envenenados de los paraguas que se dirigen a tus ojos. Ah, y otra cosa, ¡no te alises el pelo en días como hoy! ¿Para qué? Por lo demás, sal y disfruta de este lunes, no encojerás y las calles brillan de forma excepcional. ¡Parecen incluso limpias!

3 comentarios:

jocv dijo...

No he sido yo. Lo juro.

Nat dijo...

Odio la pintura blanca de los pasos de peatones. ¬¬

Nat dijo...

Odio la pintura blanca de los pasos de peatones. ¬¬