sábado, 21 de noviembre de 2009

¿Te imaginas...

...que sumando uno a uno los títulos de tus canciones favoritas apareciera la historia de tu vida o tu deseo más oculto? ¿O que si puestas una detrás de otras todas las iniciales de las personas a las que has querido saliera el nombre de la que realmente más te quiere? ¿Y qué me decís si cada paso que damos fuera un segundo de nuestra vida de tal forma que viviríamos los mismos segundos que pasos hubiéramos dado?
En todas estas extrañas hipótesis siempre me asalta la misma duda, ¿cuándo parar de contar para darme cuenta de si he acertado?...
Never let me down again, Strangelove, I feel you, Come back,... 1, 2, 3, 4,... tic, tac, tic, tac,...

6 comentarios:

angel dijo...

Y si utilizas silla de ruedas ¿como cuentas los pasos? ¿eres inmortal?¿o realmente no vives, eres un espectro?

Hache dijo...

Cuentas rodadas, pasadas con la mano, cuentas lo que quieras,... El que cuenta, existe.

angel dijo...

No estoy de acuerdo, yo soy contable y no existo.

Hache dijo...

Para mí, cuentas, y mucho, así que tus percepciones negatronas, me la traen al pairo, querido,... ¡¡¡Existes!!! Chincha y rabia.

angel dijo...

Vale, era para que me dijeras un cariño.

Hache dijo...

Pues ahí va un beso, con todo mi cariño (y no ando sobrada de ellos, así que ya ves que te tengo en la más alta estima) ;)