lunes, 10 de mayo de 2010

3, 2, 1,...¡Llueve!

El cielo avisaba desde hace horas. Todos sabíamos que iba a llover de un momento a otro. La luz iba cambiando. El sol salía a despedirse. Si no llevabas paraguas es que eras una persona que mira siempre al suelo. ¡Así nunca verás las señales! Yo hoy miro al cielo con los ojos como platos. Busco la pista a seguir. Espero que lleguen los nubarrones que me anuncien qué va a pasar ahora y si debo o no salir con paraguas, esta vez para los sentimientos. Porque hasta los meteorologos se equivocan,... Pero no dejo de buscar respuestas con forma de nube,...

No hay comentarios: