domingo, 16 de mayo de 2010

Paseante dominical (en disléxico)

He llenado la cafetera de azúcar moreno y casi la he puesto al fuego. Me he dado cuenta de que algo iba mal cuando el saquete de café se ha derramado por el suelo de la cocina -y yo pensaba que era un brik de leche-. Unos días antes iba a endulzar el café recién hecho con cafe molido y anteayer embadurné mi tostada con mermelada y después con mantequilla,... No es la primera vez que mi dislexia toma protagonismo. He llegado a poner mi ropa interior limpia en el cajón de los paños de cocina, y viceversa; guardado zapatillas en el armario del baño y gel y papel higiénico en el zapatero y casi regué las plantas con coca-cola un día de partido (ahí fue despiste, la verdad) Un día en la nevera lo han pasado las patatas fritas de bolsa y los cubitos de hielo no estaban muy frescos en el armario. Dislexicadas tengo a patadas,... Así que, ¿cómo no voy a errar en lo demás?
¡Yo me maravillo de no meter la pata aún más! ;)
PD.: De izquierda y derecha, mejor no hablar

5 comentarios:

MAROCHA dijo...

Una vez aliñé una ensalada para 6 personas con aceite, sal y mistol. La tuve que tirar, pero en vez de a la basura, fué enterita al tambor de la lavadora. ¡¡Menudo sesaguisado!!!

Hache dijo...

Ja, ja,... En mis buenos tiempos echaba harina a la ensalada en vez de sal,...

neo dijo...

yo confundí el champú fructis con la crema depiladora veet. ¿a quién se le ocurre hacerlos del mismo verde? afortunadamente me di cuenta por el olor y no me depilé la cabeza... pudo haber sido terrible...

ONA dijo...

aaahhh... qué identificada me he sentido!!!... aprobé por azar el carnet de conducir: mi profesor, que sabía de mis meteduras de pata, me indicaba con la mano hacia donde tenía que girar cuando el examinador decía izquierda o derecha...


saluditos desde Jaca!
;)

Hache dijo...

Besicos, Ona, (mi profe de la autoescuela hizo algo parecido, ja, ja,...)