viernes, 13 de agosto de 2010

Es complicado (o no tanto)

Pero tú muy listo. Así que toma buena nota: no tengo libro de instrucciones, tendrás que dejarte llevar por la intuición y derrochar imaginación. A cambio, tendrás siempre una chica nerviosa enfrente contando historias disparatadas y nunca te faltará una palabra. La palabra exacta. Pero tú debes cumplir ciertos requisitos: sorprenderme, mirarme a los ojos, ser sincero y hacerme soñar. ¿Aceptas?