martes, 10 de agosto de 2010

Minimizando

Cada vez vivo con menos. Menos dinero, menos caprichos, menos amigos, menos sueños. Salvo el tiempo para dormir y escribir, en casi todo lo demás sobrevivo bajo mínimos. Me he acostumbrado a hacerlo. Quizá sea pereza. Quizá. Podría ser que no quiera perder nada ni a nadie más. Mejor cuánto menos. También me ocurre con las personas. Las acepto como son. No exijo más. Solo que esta minimización vital me asusta a veces. Creo que podría llegar a ser estatua de sal sin que nadie lo notara. Que como los tuaregs podría acabar dominando mi respiración y los latidos del corazón. Parecer una piedra. Quizá tenga que compensar este gran defecto de ningunearme, aunque se esté tan cómodo siendo tan poca cosa,...
Tranquilos. Me obligo a no difuminarme. Hago listas con tareas para que no se me olvide hacerlas. Por ejemplo, llevar el coche al taller, llamarte, comprar ropa bonita, que me den un masaje,... Todas estas cosas no me hacen más feliz pero quizá a vosotros sí,... ;) Y si estoy desganada como hoy, esta canción me pone en marcha,...

61. The Kissaway Trail

2 comentarios:

MucipA dijo...

Vaya, llevo un par de días un poquito "chof" y desganada, pero esta canción pone las pilas, no la conocía y me alegro de haberla descubierto hoy en tu blog.
Saludos y arriba esos ánimos!

Hache dijo...

Busca otra canción de los mismos que se llama La, la, song,... Es divertida. Tranqui, yo estoy muy pero que muy animada (casi "dibujada", ;)