sábado, 14 de mayo de 2011

Cosas que el dinero no puede comprar

Tiempo.
Mi tiempo.
Para hacer lo que quiera.
Con quien yo quiera.
Sí, definitivamente soy una mujer de mi tiempo.
Ni por todo el oro del mundo cambio yo este sábado.

No hay comentarios: