miércoles, 29 de junio de 2011

Cuenta hacia delante

Estoy contando todos los días que voy a disfrutar, ¡y me faltan dedos! Si alguien me deja sus manos y sus pies, los aceptaré gustosa. Aunque tal vez sea más útil dibujar palitos en grupos de a cinco. No dejo de pensar en cada una de las novedades que tengo por delante. Cada  delicioso plato, cada respiración profunda frente a una montaña, cada baño de mar en playa de arena, cada aterrizaje low cost, cada aparcamiento en calles nuevas, estrechas y en cuesta, cada ciudad, pueblo, barrio, cada chiquillo jugando a la pelota, cada expresión de sorpresa, cada abrazo bajo una luna creciente,... Nada de contar hacia atrás, ya por siempre todo queda por delante.

1 comentario:

Fernando dijo...

Mucho mejor esta actitud alegre que la del post de ayer, Hache. Y, sí, ¡quedan tantas ocasiones por delante!