miércoles, 28 de septiembre de 2011

Columnista

Publicada hoy en el Diario de Teruel. Contraportada
Espero que os guste...

Pueblo de récord


El libro Guinness de los récords confirma que el topónimo más largo del mundo tiene 163 letras, está en Tailandia y es el término ceremonial de la ciudad de Bangkok. Tomen nota o si intentan pronunciarlo, tomen aire. Ahí va: Krung Thep Maha Nakhon Amon Rattanakosin Mahinthara Ayutthaya Mahadilok Phop Noppharat Ratchathani Burirom Udom Ratchaniwet Mahasathan Amon Phiman Awatan Sathit Sakkathattiya Witsanu Kamprasit.
La traducción es algo así como: Gran Ciudad de los Ángeles, Sede de las Gemas Divinas, Gran Tierra Inconquistable, Ciudad Capital Real y Disfrutable de las Nueve Nobles Gemas, Morada Real Más Alta y Gran Palacio, Hogar Divino y Sitio Viviente de los Espíritus Reencarnados.
Sus habitantes solo la llaman por los términos Krung Thep. En Aragón también podemos sacar pecho y decir que tenemos una localidad de nombre largo, y mucho. 30 letras ni más ni menos son las que tiene Villanueva del Rebollar de la Sierra, en la Comarca de las Cuencas Mineras. Se llamó Villanueva hasta la mitad del siglo XVII. Villanueva del Rebollar hasta 1910 y Villanueva del Rebollar de la Sierra en la actualidad. Nombre que define sus señas de identidad, como villa nueva que fue, por los muchos rebollos que hay en su terreno y por su emplazamiento geográfico.
Sin duda, un pueblo de récord. ¡Llamemos a los del Guinness!

No hay comentarios: