martes, 24 de abril de 2012

Dime cómo te levantas...

...y te diré cómo vas a pasar el resto del día...

Demostrado.
Lo que hace que tu día sea redondo, estés cargado de energía y esquives los golpes que llegan por toooodas partes, ¡no es (tan solo) un buen desayuno!
El secreto es cómo te levantas.
Qué es lo primero que ves al despertar.
Cómo recibes al nuevo día.
¡Cómo te reciben!
Y si resulta que es con un abrazo y un desayuno riquísimo, ¡pues es que el día te va a quedar de cine!
¡Te lo digo yo!

¡Buenos días, amig@s!
¡Suerte en vuestras mañanas!

No hay comentarios: