sábado, 5 de mayo de 2012

¡Cómo no hemos cambiado!

Arrugas y menos pelo. Más kilos, la mirada menos brillante.
Hablas pausado, como si tuvieras todo bajo control.
Ya pueden pasar cinco meses o cinco años.
No, no has cambiado nada y todo eso que me cuentas,... ya lo he oído antes.

No hay comentarios: