sábado, 11 de agosto de 2012

Columnista

Contraportada. Diario de Teruel
Publicado el sábado, 11 de agosto
Espero que os guste...

Dolores de Aragón

Se llama Dolores. Tiene 74 años y en julio fue portada en The New York Times. Sus méritos no fueron deportivos; no es una rica empresaria, ni ha descubierto la vacuna contra el cáncer. Dolores, de Zaragoza, fue noticia porque ha acogido de nuevo a su hija y sus nietos en paro, en el hogar familiar. Cada día estira la pensión de su marido y la suya; antes eran dos bocas, ahora cinco. Además paga la hipoteca de la hija, los gastos de dos casas, las compras,... Como ella, son muchos los abuelos que antes cuidaban a los nietos y ahora son el pilar económico de toda la familia. La jubilación ha dejado de ser aquel tiempo de descanso y alegría. Ya no se apuntan a viajes del Imserso, han dejado de darse caprichos como ir a la peluquería o tomar un café. Dolores luce ahora una larga melena blanca que se enrosca en un moño, porque con lo que se ahorra pueden ir a la peluquería sus nietos. Algunos de estos abuelos-héroes ya son habituales en los centros de caridad. Necesitan alimentos y ropa. Otros, como Dolores, llegan al día 20 del mes sin dinero ni para comprar el pan. En Estados Unidos, Dolores es la noticia del día, en España y Aragón hay una Dolores en cada casa. Si Agustina de Aragón demostró su valentía disparando un cañón, estas Agustinas del siglo XXI se llaman Dolores y luchan en silencio, sin quejarse, porque como siempre dicen por los hijos y los nietos se da hasta la vida.

No hay comentarios: