sábado, 20 de octubre de 2012

Compañía felina

Se llamaba Kitty. Nos encontramos por casualidad, pero fue la mejor casualidad del mundo. Nunca quise tanto a un animal, ni un animal me dio tanto amor. Mi gata era, es y será mi único amor animal. Me dejó demasiado pronto, se despidió y se fue sin mí. Y desde entonces la echo de menos con todas mis fuerzas. Nunca he querido tener más gatita que a ella, y en días como hoy, de sofá y manta, de amor y calor, la extraño locamente. Escribo esto y ya empiezo a llorar así que mejor que suene la música y qué mejor que esta canción de Havalina y su dicho 'Hache'...



Havalina. Compañía felina

No hay comentarios: