domingo, 8 de septiembre de 2013

Paseante dominical (fotos en blanco y negro)

Encontré un tesoro entre viejos libros y cuadernos. Aquella foto en blanco y negro me sonrío desde las ajadas páginas de un manuscrito. Una sonrisa cincuenta años olvidada. Al dorso una dedicatoria sencilla. Para ti, con amor. Besé aquella fotografía, y creí rememorar el momento en el que ella la guardó entre sus versos de juventud y sus quebrados y divisiones escolares. He vuelto a esconderla en otro libro al azar, para sentir de nuevo la emoción del reencuentro. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

:( Cada vez más breve!

Hache dijo...

Ja, ja...
Ahí está.