jueves, 31 de octubre de 2013

(Oda) Yo tenía un iPod

Yo tenía un iPod
Lleno de canciones
Lleno hasta arriba
Iba conmigo a todas partes

Las canciones no dejaban de sonar
Me acompañaba en los paseos
Me acompañaba mientras escribía
Nunca fallaba

Un día desapareció...
Denuncié el caso.
Nadie vino a investigar
Estaban ocupados con temas más importantes

Lo busqué
Pregunté por él
Recé, lloré, grité...
La música desapareció

Dejé de pasear
Dejé de escribir
Dejé de tener canciones en la cabeza
Dejé de ser yo...

Pasaron veranos y otoños
Pasaron amigos y desconocidos
Pasaron de largo, pasaron de mi vista
Pasaron tantas cosas.

Me enamoré, me casé, me mudé,
Moví cajas, maletas, baúles, conciencias
Moví recuerdos
Removí todo y lo puse del revés.

Y el iPod me ha encontrado
Se ha conectado a mí
Llega con las viejas canciones
Quiere que busquemos las nuevas

Yo tengo un iPod, (con más de dos años y de tres)
Aún funciona.
Suena como nunca.
Y ahora, paseamos y escribimos y nos ponemos al día...

No hay comentarios: