domingo, 6 de septiembre de 2015

Paseante dominical (Aylan)

No tengo hijos. No he encontrado el momento, o no era mi destino. No es algo que añore, pero a ti ya te echo de menos. A ti, que te puse nombre cuando ya era demasiado tarde, te lloro. Y en tu nombre, lloro a tantos otros niños y niñas que ni siquiera he visto, ni conoceré.

No hay comentarios: